Sobre nosotros

Tras varios viajes a diferentes plantaciones, nuestro objetivo empresarial no es liderar las ventas sino intentar tostar los mejores orígenes para mejorar la calidad de los cafés que se consumen en Madrid y en España. Para poder garantizar esa calidad, consideramos fundamental conocer in situ, todos los procesos por los que pasa el café. Por ello, a lo largo del año viajamos a países cafetaleros, visitando las fincas de productores y a las cooperativas con las que trabajan, en busca de variedades interesantes y con personalidad propia.

Durante nuestras visitas, aprendemos más sobre el café que producen, los procesos por los que pasa y los desafíos a los que se enfrentan. Después catamos los cafés para comprobar que se ajustan a nuestros niveles de calidad y a continuación buscamos establecer una relación con ellos a través del exportador, con el que, tras establecer los requisitos de calidad y cantidad, el precio se pueda tratar de una manera abierta y equitativa.

Una vez que el café llega a nuestro tostadero, nos aseguramos de que todo ese esfuerzo se vea recompensado creando perfiles de tueste diferenciados para cada origen. De esta manera garantizamos que los diferentes orígenes son tratados de forma independiente y que el tueste se adapta a las características propias de cada café. Por último, el café es empaquetado y entregado a nuestros clientes en un máximo de 7 días desde su tueste, para que a la hora de ser degustado refleje toda la pasión y el esfuerzo que un día comenzó a miles de kilómetros.